El Escéptico (Bernardo Hoyos)

Por escéptico, tal vez por eso Bernardo Hoyos guarda silencio después de poner a Boulez y Stockhausen y su amigo Gabriel Jaime Arango, le dice: “qué cosa tan bella, tan buena… para dormir”. Alrededor de Bernardino –su nombre de pila–, hay amigos como Arango, abogado, ex vicepresidente jurídico de Bavaria, que “para ir a laSigue leyendo “El Escéptico (Bernardo Hoyos)”