Adivina ¿qué libro leí ese día?

Pasa que algunas veces cuando tus pasos te llevan al borde de algo que no alcanzas a procesar, a controlar o apaciguar como el desespero, la desazón o el simple insomnio; un libro te salva o de hundes con él en las manos, pero te mueves hacia algún lado, al menos eso me pasa a mí. AdivinaSigue leyendo “Adivina ¿qué libro leí ese día?”